En este mes, personas de todas las edades experimentan circunstancias que nos dejan buscando a alguien que pueda ayudarnos, alguien que nos cubra las espaldas y nos ayude a llevar la carga. Este mes, queremos empezar a enseñarle a los niño en la edad preescolar que Dios es el mejor para este trabajo. No importa cuál sea nuestra situación o cuán inciertas sean nuestras circunstancias, podemos saber que Dios está con nosotros dondequiera que vayamos, y Dios tiene el control. Este tipo de confianza en Dios es lo que nos permite cantar bajo la lluvia.

Semana 1

Semana 2