Parte 1: Si tu dinero hablara

La sorpresa no es lo que diría tu dinero sino la similitud que hay entre lo que tu dinero diría y lo que dijo Jesús. Spoiler alert: Jesús habló más sobre el dinero (y no pidiendo) que sobre el cielo.

Parte 2: Compárteme

¿Tú mandas sobre tu dinero o el dinero te domina a ti? Tal vez sea momento de cambiar de historia. En lugar de esforzarte por tener suficiente dinero para satisfacer tus propios apetitos, Jesús animó a sus seguidores a que se acercaran a los demás. Escucha a Roberto Bautista para que veas lo que esto significa en la práctica.