Parte 1: Nada

Un gran matrimonio no sucede por accidente, requiere cuidado y atención constante. Pero muchas veces no queremos hacer el esfuerzo. Ya que mientras no haya problemas… ¿es necesario hablar de esto?

Parte 2: Es mutuo

Todos nos casamos con anhelos, sueños y deseos. Creamos expectativas. Pero cuando ponemos esas expectativas en la pareja, convertimos el matrimonio en una relación de deuda / deudor. La relación se ve marcada por la creencia de: “Mi pareja me debe algo”. La pregunta es, ¿cómo mantenemos los anhelos, sueños y deseos sin convertirlos en expectativas?

Parte 3: A veces tienes que tirar cosas

Mientras pienses que tu pareja te debe algo, tu matrimonio será todo acerca de mantener una puntuación y eso destruye la intimidad. Se destruye el amor. ¿Qué debemos hacer?

Parte 4: Es una decisión

Las parejas felices deciden que se deben todo, pero no se les debe nada a cambio. Eso requiere esfuerzo. Cada persona casada hace una elección cada día. Esa elección se parece más a una reacción, por lo que la mayoría de las personas no creen que tengan una elección en absoluto. Pero lo hacen. Las parejas felices hacen la elección feliz.